Gestión Sostenible del Agua

Desarrollando cultura del agua

Reflexiones sobre Tia María, Conga….la inversión minera

Regiones

En la imagen que presentamos, cuya fuente es el Ministerio de Energía y Minas, mostramos los principales proyectos mineros en el país, por regiones. Se destaca que las regiones donde se concentra más del 70% de las inversiones (43,000 millones de dólares) son las regiones de: Apurímac, Arequipa, Cajamarca, Moquegua y Junín. Las otras regiones que siguen en orden de inversión son Pasco, Cusco, Piura e Ica que suman el 18.43% (11,296 millones de dólares), y en menor proporción las regiones de: Lambayeque, Ancash, Puno, Tacna, Huancavelica, Ayacucho, Huánuco y Lima que suma el 10.56% (6,484 millones de dólares).

Es innegable el gran daño ambiental en algunas cuencas del país, por una actividad minera antigua, sin control ni mecanismos de supervisión y de sanción. Cajamarca es un ejemplo emblemático donde la explotación abusiva de compañías mineras ha generado un sinnúmero de relaves, situación que ha sido permitida, por años, por las autoridades de turno.

Cuando atravesamos Cajamarca desde Hualgayoc hasta Bambarmaca es impresionante observar como los relaves están tirados en las quebradas donde el estado a través de programas de remediación trata de superar. En las imágenes observamos relaves en lo alto de las quebradas, que por años se mantiene ahí, contaminando la vida y generando el odio entre el poblador común que siente que el gran llamado desarrollo no le alcanza.

A manera de reflexión destacamos que los grandes proyectos mineros se hacen de la siguiente manera:

  • Las grandes transnacionales determinan donde está la mayor rentabilidad para decidir su inversión en función a grandes ganancias.
  • Luego determinan el impacto ambiental, por exigencia de procedimiento y no por siente que debe hacerlo. Tampoco determina las acciones de compensación por ese impacto.
  • Luego el estado determina cual será la utilidad producto de esa inversión.
  • Al último se le pregunta al poblador que se puede hacer por ellos.

Cuando lo lógico debería ser:

  • Conocer de manera integral el territorio regional o comunal, cuál es su potencial y sus necesidades; conociéndolas, preguntar a las personas cuáles son sus problemas, plantear con ellos cuales son las alternativas para mejorar su calidad de vida en la región o su comunidad.
  • Trabajar con el poblador, definir con ellos cuáles son las alternativas que pueden financiar el desarrollo: agricultura, turismo, industria, energía o minería; o una combinación inteligente de estas. Si se define que la principal actividad es la gran minería, queda determinar cómo esta puede mejorar las condiciones de vida de la gente de la región luego de la gente en el país.
  • Si la decisión es hacer minería, debemos determinar los Impactos ambientales y la manera de cómo vamos a compensar esos impactos.
  • Luego los inversionistas determinarán cual es la rentabilidad que ellos necesitan para decidirse a invertir.

Sobre Tia María y otros proyectos mineros

Muchas personas, en las redes sociales, se preguntan quién tiene la razón en el caso de Tía María, de Conga y de cualquier proyecto minero. Asistimos a mensajes timoratos y populistas sobre la viabilidad de estos proyectos.

Los argumentos son: “que Tía María es una brutal amenaza para Arequipa”, “que destruiría las únicas fuentes de abastecimiento para los ecosistemas de la región y para la producción de alimentos”, como argumento distribuyen posiciones de personas que informan de los peligros de la actividad minera si se desarrolla en la Región.

Para las personas que hemos recorrido nuestra serranía, las punas, palpado en su magnitud el problema de pobreza en estas zonas olvidadas, donde los más pequeños sobreviven en un medio difícil, hostil y olvidado por todos, sabiendo nosotros que ellos también son parte de ese ecosistema, mientras se ejecutan proyectos alejados de su realidad, nos causa preocupación estas noticias.

Madre y su hijo en las punas frías, a más de 4,000 msnm. Para ellos ¿cuando es el desarrollo?

 

Cuando prima el enfoque ambiental para las actividades económicas en las cuencas altas o medias, sumando a ello el discurso politiquero y oportunista de personas que solo buscan el rédito personal o la oportunidad de generar caos, escuchamos mensajes de “TÍA MARÍA BRUTAL AMENAZA”. Cuando prevalece el aspecto económico en las decisiones de inversión, asistimos a los grandes pasivos ambientales que tienen en estos momentos muchas de las cuencas altas de nuestro país, entre ellas Cajamarca.

Desconozco de ejemplos donde prime la decisión social en el desarrollo de actividades en las cuencas altas, ni siquiera los programas de apoyo social nos puede dar un ejemplo de esta, más se piensa en el cobertizo del animal que en el confort de la gente. (Leer:Soluciones integrales a los problemas).

Lo que debemos buscar es el punto de equilibrio entre estos tres enfoques, con planteamientos técnicos adecuados, socializados y entendidos por todos. Con organizaciones fortalecidas y personas capacitadas de la comunidad que comprendan con claridad las alternativas, y que no sean solo organizaciones, o personas radicales, que con métodos violentos pretendan imponer lo que ellos predican como “la razón”.

No es solo la revisión de los Estudios de Impacto Ambiental de Tía María, o de algún otro proyecto minero; sino que debe pensarse en las acciones de remediación, pero sobre todo en UN PLAN DE DESARROLLO DE LA REGIÓN, donde, si la alternativa de desarrollo de la Región es la actividad minera, esta se realice para dotarles de mejores condiciones de vida a la población, con respeto al medio ambiente y con tecnologías limpias.

Buscamos un escenario de negociación con líderes visionarios del desarrollo, donde no solo prime oscuros intereses de caos y de violencia, que recordamos con preocupación muchas de las personas que hemos vivido los fatídicos años de terrorismo.  Planteamos incluso una AGROMINERÍA, que financie el desarrollo a través de una FONDO DE DESARROLLO INTEGRAL REGIONAL, donde se puedan ejecutar proyectos claramente concebidos por profesionales de primer nivel; contar con una autoridad que lidere la implementación del proyecto, que nos garantice el desarrollo correcto de la inversión, con auditorias, incluso de las empresas aportantes  a ese fondo; donde el resultado sea: OPORTUNIDADES, ENERGÍA, TECNIFICACIÓN, AGUA SEGURA y sobre todo DESARROLLO.

Cuestionamos, el No solo por el No; no es solo decir de manera ligera: si la población no quiere, no se hace. Es trabajar con la población la solución a sus problemas y la búsqueda del camino al desarrollo. No podemos esperar más, es el momento de hacer las cosas.

Un pensamiento en “Reflexiones sobre Tia María, Conga….la inversión minera

  1. Pingback: Reflexiones sobre Tia María, Conga….la inversión minera | Gestión Sostenible del Agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s